sostenedores

DESPIDOS DE FIN DE AÑO: LA IMPORTANCIA DEL AVISO PREVIO

A los profesores que trabajan en establecimientos particulares subvencionados y particulares pagados se les puede poder fin a su contrato de trabajo por la causal establecida en el Artículo 161 del Código del Trabajo, esto es, por “necesidades de la empresa”, esto es por: la racionalización o modernización del establecimiento o servicio, las bajas en la productividad o el cambios en las condiciones de mercado o de la economía. Al poner término a la relación laboral por esta causal debe dar aviso del despido con a lo menos un treinta días de anticipación, o bien, pagar una indemnización sustitutiva de dicho aviso, lo que en la práctica pasa a ser la regla general.

Sin embargo, en el caso de las normas que rigen para los educadores hay una diferencia sustancial en la forma de realizar la notificación. El aviso del despido por esta causal debe realizarse con sesenta días de anticipación al día anterior del primero del mes en el que se inicien las clases al año siguiente, según lo señalado en el artículo 87 del Estatuto Docente, que indica de manera expresa la forma, los lapsos y la consecuencia jurídica de cómo debe un empleador realizar la notificación de un docente de la siguiente forma. “(..) El empleador podrá poner término al contrato por la causal señalada en el inciso primero, sin incurrir en la obligación precedente, siempre que la terminación de los servicios se haga efectiva el día anterior al primero del mes en que se inician las clases en el año escolar siguiente y el aviso de tal desahucio haya sido otorgado con no menos de sesenta días de anticipación a esta misma fecha. De no ser así, tal desahucio no producirá efecto alguno y el contrato continuará vigente”. Dicho lo anterior debemos señalar que si el empleador pusiere término al contrato de trabajo de un profesor por cualquiera de las causales señaladas en el artículo 161 del Código del Trabajo, deberá pagarle además de la indemnización por años de servicios a que se refiere el artículo 163 de ese mismo código, otra adicional equivalente al total de las remuneraciones que habría tenido derecho a percibir si dicho contrato hubiese durado hasta el término del año laboral en curso. Esta indemnización adicional será incompatible con el derecho establecido en el artículo 75 del Código del Trabajo.

¿Qué ocurre si el trabajador tiene licencia médica?

Si llegada la fecha en que deba darse el aviso previo del despido y el trabajador se encontrare con licencia médica por enfermedad común, accidente del trabajo o enfermedad profesional, el trabajador no podrá ser despedido con dicha causal. Además, si el despido fuese notificado dentro de plazo (antes del 30 de diciembre) y el trabajador tuviere licencia médica con posterioridad a dicha fecha, se suspenderá el plazo de preaviso en el sentido de suspender el mismo hasta que expire la referida licencia o su prórroga y no a la terminación del contrato de trabajo.

En conclusión, un trabajador de colegio particular subvencionado o particular pagado puede ser despedido por la causa de necesidades de la empresa y debe ser avisado de dicha situación 60 días antes del día en que se pone término efectivo a las funciones.

Para mayor información sobre nuestros servicios jurídicos de asesoría legal no dude en contactarnos por el email: fraileyacevedo@gmail.com / contacto@educalex.cl o por los teléfonos +56 9 7659 8899 / +56 9 3754 176 donde nuestros especialistas en derecho educacional y laboral lo apoyarán en la toma de sus decisiones.
Envíenos un comentario para este tema * Todo los campos son obligatorios