familia

¿QUÉ MEDIDAS DISCIPLINARIAS NO DEBEN INCLUIRSE EN EL REGLAMENTO INTERNO?

Los establecimientos educacionales tienen la libertad de establecer normas y medidas disciplinarias formativas en el Reglamento Interno institucional el cual deberá ser comunicado a toda la comunidad. Para que el mismo pueda ser aplicable, debe responder a lo indicado en la legislación, en la normativa educacional o en convenios internacionales así como cumplir con el debido proceso y l protección al interés superior del niño y adolescente.
La aplicación adecuada de la disciplina escolar, permite asegurar la protección y el cuidado necesario para resguardar la integridad física, psicológica y social de los estudiantes, sobre la base del respeto a su dignidad y desarrollo personal. En este sentido, las normas y medidas disciplinarias deben garantizar en todo momento, el justo y racional procedimiento, y en ningún caso transgredir la normativa educacional.
Podemos indicar que la Superintendencia de Educación entregó mediante una Circular las indicaciones precisas sobre las normas y medidas que no deben incluirse en el Reglamento Interno y que deben tomarse en consideración. Esta regulación de la normativa permite tener claridad sobre qué acciones pueden o no realizarse en determinados casos.
Los establecimientos, atendiendo a su rol de educador, deben priorizar siempre las medidas disciplinarias formativas, esto es, preferir aquellas de carácter pedagógico, que incorporen medidas de apoyo psicosocial, de manera de favorecer en los estudiantes la toma de conciencia y responsabilidad frente a sus actos; la reparación del daño causado y el desarrollo de nuevas conductas, conforme a los valores y normas de su proyecto educativo.
Las medidas disciplinarias incluidas en el Reglamento Interno, que contravengan las normas legales, se entenderán por no escritas y no podrán servir de fundamento para la aplicación de medidas por parte de integrantes de la comunidad educativa, por tal motivo es que se recomienda que las mismas sean desarrolladas con la colaboración de especialistas en la materia.
 
Medidas que pueden aplicarse excepcionalmente
Las medidas como reducción de jornada escolar a un estudiante, separación temporal de actividades pedagógicas durante la jornada educativa, o asistencia a rendir solo evaluaciones, podrán aplicarse excepcionalmente, si existe un peligro real para la integridad física o psicológica de algún miembro de la comunidad educativa.
Estas medidas, deben estar debidamente justificadas y acreditadas por el establecimiento educacional, antes de su aplicación. Es necesario comunicarlas oportunamente al estudiante y a su padre, madre o apoderado, señalando por escrito las razones que la sustentan. Asimismo, se debe informar sobre las medidas de apoyo pedagógico y/o psicosocial que se adoptarán para acompañar la trayectoria educacional del estudiante.
 
Envíenos un comentario para este tema * Todo los campos son obligatorios