familia

¿Qué es y en qué consisten los “acuerdos” o “reglamento” de convivencia?

¿Qué es y en qué consisten los “acuerdos” o “reglamento” de convivencia?
El Reglamento de Convivencia es un documento oficial de los establecimientos educativos en el cual, con mayor o menor participación de la comunidad educativa, se han definido un conjunto de normas que orientan las relaciones interpersonales entre los distintos actores y permiten lograr las metas institucionales. Regula el comportamiento de los distintos actores de acuerdo al rol que tienen dentro de la comunidad educativa en los distintos ámbitos de la vida escolar. Horarios, responsabilidades, tareas centrales, formas de relación y cumplimiento de metas, entre otros, en función siempre del logro de los objetivos de aprendizaje. Todo marco normativo en su trasfondo, responde y define costumbres, visiones y soluciones que van conformando una determinada cultura escolar caracterizada por ciertos valores y creencias (y no otras). Los reglamentos o normas de convivencia deben además definir claramente las conductas merecedoras de sanción, así como “las sanciones y los procedimientos en virtud de los cuales éstas se aplican” (Casas et al, 2007, pp. 13). En este sentido deben orientar los procedimientos para la resolución de conflictos que, en distinto nivel de gravedad, se producen frecuentemente en las escuelas y liceos. De hecho, los reglamentos que no contienen explícitamente estas definiciones de lo que se considera “debido proceso” (es decir que no explicitan lo que se considera que se debe hacer, el modo en que se debe proceder frente a ciertas irregularidades), no se ajustan a derecho y por ello, pueden ser sancionados como procedimientos “no legales”. Esto se desprende tanto de la política MINEDUC como de las normas generales del derecho

¿Por qué resulta tan importante contar con Acuerdos de Convivencia en la organización escolar?
La convivencia es una dimensión central dentro de la organización escolar. Los procesos de enseñanza/aprendizaje, así como los procesos de gestión institucional, se asientan sobre las relaciones entre sus actores. Los acuerdos para relacionarse en función de las metas darán origen a un tipo de convivencia. Y el tipo y calidad de la convivencia, definirán en gran parte el potencial de logro de los objetivos de la institución escolar: entregar educación de calidad. Paralelamente, las relaciones, actitudes y comportamientos interactivos que se dan en un establecimiento educativo, constituyen un modelo de relacionarse y con-vivir que es formativo para los estudiantes. Si nuestra sociedad actual requiere que ellos se formen y asuman en su comportamiento valores de respeto y cuidado por el otro, participación democrática y responsabilidad con sus deberes, colaboración comunitaria, necesariamente se debe cautelar por contar con acuerdos de convivencia en el sentido de dichos valores. La elaboración de los acuerdos de convivencia, su conocimiento, discusión, apropiación y luego, la reflexión a partir de comportamientos que se salen de estos acuerdos, será determinante para la convivencia y su impacto en los aprendizajes y formación ciudadana.
 
Envíenos un comentario para este tema * Todo los campos son obligatorios