sostenedores

DESPIDO DE UN PROFESOR VULNERANDO LAS GARANTÍA CONSTITUCIONAL RECONOCIDA EN EL ARTÍCULO 19 NUMERO 4 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLICA: DERECHO A LA HONRA

En sentencia de primera instancia el tribunal  establece que  el Colegio “X” , ejerció la facultad de despedir al profesor “Y”  de acuerdo a  las solemnidades que exige la legislación laboral,  pero contraviniendo de manera evidente una prohibición constitucional, cual es, no respetar el derecho a la honra que toda persona tiene, según lo ha reconocido el numeral 4 del artículo 19de la Constitución Política de la República, al estimar, sin mérito ni justificación, un comportamiento inmoral del actor en la carta de despido; si consideramos que la protección de la vida privada y de la honra de la persona y su familia, incluye el prestigio, el buen nombre de la persona, y el “prestigio profesional”, entonces el colegio vulnera dicho derecho al redactar una carta de despido que no pudo probarse en el juicio; entre las limitaciones a la actividad probatoria de la demandada se cuentan, entre otras:
Se presenta una carta del presidente del centro de alumnos sin embargo,  no se establece  en qué consistiría el maltratoimputado.
Los numerales 4 y 5 de la cartade despido, como en general, destacan por suvaguedad e indeterminación en tanto no sepormenoriza la época en que pudieran haberseverificado los hechos contenidos en los citadosnumerales, tampoco se indica respecto de quepersonas pudieran haberse vertido alguna expresiónirrespetuosa u oprobiosa y ninguna prueba idónea seha plasmado en el juicio sobre expresionescontenidas en la carta, tampoco se ha rendido pruebasobre la efectividad de alguna amenaza del docentedemandante para que uno o más alumnos prescindierande denunciar alguna conducta del actor
Se presenta un denuncia a la SUPEREDUC, que pero ella, por si misma  no permite acreditar ni laefectividad de los hechos y autoría de la denuncia,demanda o querella, por lo queresultainidónea como fundamento de una causal de despido.
Además el tribunal expone en su considerando DÈCIMO QUINTO que aun cuando las conductas inmorales estuvieran probadas, nada se ha probado sobre que dicha conducta afectara a laempresa demandada, pues nada se probó sobre los“serios cuestionamientos y denuncias de apoderados”,  ni tampoco sobre  la afectación delprestigio del Colegio “X”, pues como cuestiónlógica, para estimar una afectación al prestigio deuna institución, correspondía a la demandada probarlos hechos o antecedentes constitutivos del señalado prestigio.
La empresa fue condenada alpago de la indemnización que establece el artículo 489 del Código del Trabajo  por vulneración de derechos con ocasión del despido correspondientes a la del inciso cuartodel artículo 162 (mes de aviso) la establecida en el artículo 163 (mes por año de servicio, en este caso, 11 años) , conel correspondiente recargo de conformidad a lo dispuesto enel artículo 168 (el 80% de la indemnización anterior) y, adicionalmente,  la indemnización que fijó el juez de la causa, la que no podía ser inferior aseis meses ni superior a once meses de la últimaremuneración mensual.( en este caso fueron 11 remuneraciones).
(RIT:  T-370-2019 1º Juzgado de Letras del Trabajo de Stgo.)
 
Envíenos un comentario para este tema * Todo los campos son obligatorios